Sobre mi…

Con la sangre roja y el corazón a la izquierda, podrán decir de mi cualquier cosa, pero jamás que soy objetivo.

Me gusta mirar, desde la barrera, este maravilloso mundo fantástico del circo ibérico que bautizaran los célebres ska-p, con trapecistas que mantiene el equilibrio en la fina cuerda democrática para la que no han nacido, elefantes que levantan la trompa al grito de ¡viva el vino!, mujeres barbudas que reciben suculentos regalos en forma de bolsos caros y payasos, muchos payasos.

No trago a los patriotas de hojalata, ni a los carcamales faltones y pedantes de comulgar en domingo y fiesta de guardar. No soporto a los hipócritas, ni a quienes piensan distinto a mi, ¡que los aguanten sus madres!


A %d blogueros les gusta esto: